Tras varios días de relativa calma, el Sol ha vuelto a recobrar su ya frecuente alta actividad de los últimos meses. Hasta hoy, debido a condiciones climatológicas reinantes donde vivimos, no nos ha sido posible observarlo, pero hoy hemos podido observarlo, aunque poco tiempo y no como hubiésemos querido, con el Solarscope. Arriba está la imagen del Sol visto por el Solarscope, donde se ven fácilmente la gran cantidad de grupos, y a continuación está la imagen del Sol tomada por el SDO en el visible.

¡Las dos últimas fotografías son de un participante que se ha apuntado a la observación!