En la década de los 90, Perlmutter realizó la curva de luz de una supernova, cuyo valor del desplazamiento al rojo era z=0,83. Encontró que la escala del tiempo para dicha curva, se expandía en un factor 1+z con respecto a una supernova cuyo valor es z=0. Este descubrimiento, en total acuerdo con la teoría de la expansión cosmológica del tiempo, permitió usar las supernovas como un elemento para medir la velocidad de expansión del Universo, y para afianzar mas aún la teoría de la expansión, frente a la de la «luz cansada».
Para ver post anteriores se puede acceder al listado en el apartado Artículos.