En esta ocasión es la misión GALEX de la NASA la que es protagonista de un espectacular APOD. Se trata de la popular galaxia M31, situada en la constelación de Andrómeda, y cuya observación es extremadamente sencilla, nos servirán unos simples prismáticos, o si el cielo es transparente, se puede observar a simple vista.