Nereida, satélite de Neptuno, fue descubierto el 1 de Mayo de 1949 por Gerard Kuiper. Su nombre procede de una ninfa del mar. Es un cuerpo irregular, con un diámetro de 340 kilómetros, y su superficie está cubierta de metano sólido.
Su órbita, de radio medio de 5.510.000 kilómetros, es muy excéntrica, causando que la distancia a Neptuno varíe de 1.325.000 kilómetros hasta 9.600.000 kilómetros: es el satélite más excéntrico que se conoce. Probablemente dicha anomalía sea debida a un origen asteroidal (Quizás del cinturón de Kuiper o bien de la misma perturbación que se supone que ocurrió para Tritón).