Neso, satélite de Neptuno, fue descubierto por M. Holman y J.B. Gladman en el año 2002. Inicialmente recibido la denominación provisional de S/2003N4 y su nombre procede de una de las Nereidas.
Se trata de un pequeño cuerpo irregular de 60 kilómetros de diámetro, y una densidad de 1,5 gramos por centímetro cúbico. Su órbita tiene un radio orbital medio de 48.000.000 de kilómetros, convirtiéndolo en el satélite muy alejado de su planeta.