Despina, satélite de Neptuno, fue descubierto por la sonda planetaria Voyager 2 en el años 1989. Inicialmente su nombre fue S/1989N3 y su nombre actual procede de una hija de Poseidón.
Su órbita, la tercera más cercana al planeta, tiene muy baja excentricidad de 0,0002 que completa en 0,34 días. Este cuerpo irregular tiene unas dimensiones de 190x148x128 kilómetros.
Tiene un albedo de 0,09 y su superficie tiene una temperatura de 51K. La superficie no muestra rasgos que indiquen actividad geológica, y posiblemente su origen sea los restos de fragmentos de antiguos satélites del planeta.