Posiblemente un nuevo acelerador de partículas, mayor que el LHC, sea construido en un plazo de 10 años. El nuevo acelerador se llamará Colisionador Lineal Internacional (ILC) y será construido por un consorcio internacional, con un presupuesto inicial de unos 2.300 millones de euros. A diferencia del LHC, el ILC tendrá una longitud de 35 kilómetros, y usará electrones y positrones, en lugar de protones y antiprotones (También usado por el Tevatrón). 
No obstante, no se puede llamar sustituto del LHC, pues permanecerá en servicio hasta (posiblemente) el año 2030. Para más información podéis visitar la página web del ILC.