Si bien es una imagen tomada por el telescopio espacial Hubble en 1995, continúa impresionando años después. Se trata de la nebulosa M16, la nebulosa del Águila, a 7.000 años luz de nosotros. Fue protagonista del APOD del pasado día 22 de Julio.