Agosto será un buen mes para el observador planetario. A excepción de Mercurio, que será difícil de observar, el resto de planetas es observable.
– Mercurio: Solo visible unos pocos días (a mediados de mes) muy bajo en el horizonte al amanecer.
– Venus: Visible al final de la noche, con un disco en fase de 0,4 a 0,6, un diámetro angular variando de 28″ a 20″.
– Marte: Visible al comienzo de la noche en la constelación de Virgo. Tiene un diámetro angular muy pequeño, únicamente 5,5″, por lo que será todo un reto observar detalles. Su magnitud aparente será de +1,1.
– Júpiter: Será visible la segunda mitad de la noche en la constelación de Tauro. Tiene un diámetro angular de 37″ y una magnitud de -2,2.
– Saturno: Al igual que Marte, que también se encuentra en la constelación de Virgo, será visible la primera mitad de la noche. Tiene un diámetro angular de 16″ (el disco planetario) y una magnitud de +1,2.
– Urano: Será visible toda la noche en la constelación de Cetus, con un diámetro angular de 3,6″ y una magnitud aparente de +5,8.
– Neptuno: Será visible toda la noche en la constelación de Acuario, con un diámetro angular de 2,3″ y una magnitud de +7,8.