Esta roca, de forma piramidal, se encontró en su camino, el rover Curiosity en su día marciano número 43 (19 de Septiembre). El tamaño de la roca es aproximadamente el de un balón de fútbol. Para más información se puede visitar el enlace original de la NASA.