El extenso filamento magnético que hemos podido observar estos días en la superficie de nuestra estrella ha entrado en erupción. Según los últimos datos esta eyección es parcialmente geoefectiva, es decir, afectará parcialmente a nuestro planeta, pero no provocará ninguna alteración en nuestro satélites de telecomunicaciones.