Impresionante imagen de la nebulosa de Cabeza de Caballo tomada por el Telescopio Espacial Hubble (NASA) en el infrarrojo. Esta nebulosa, situada a 1.500 años luz en la constelación de Orión, es un hermoso objetivo fotográfico del invierno aunque su observación visual es muy complicada. 
La imagen ha sido protagonista del APOD del pasado día 22 de Abril.