Instrumento AMS en la ISS. Crédito: NASA/Agencia Sinc

Tal y como hoy han anunciado en el CERN, el experimento AMS (Alfa Magnetic Spectrometer) a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) ha detectado la mayor cantidad de positrones (la antipartícula del electrón) en el espacio hasta la fecha.
En concreto, se han detectado en año y medio 400.000 positrones en el flujo de rayos cósmicos, el cual consta de 25.000.000 de eventos. Las mediciones corresponden a energías entre 0,5 GeV y 350 GeV. Ahora el objetivo es tratar de determinar el origen de dichos positrones. Según la teoría de la supersimetría, cuando colisionan dos partículas de materia oscura y se aniquilan, se generan los positrones. Sin embargo, también dichas partículas pueden ser radiadas por púlsares.
Más información en el artículo de Agencia Sinc.