En este curioso vídeo, el astronauta canadiense Chris Hadfield nos muestra lo que ocurre en el espacio, en gravedad cero, cuando lloramos… las lágrimas no caen.