Tras bastante tiempo sin poder usar el telescopio, hoy, a pesar la presencia de la siempre eterna y molesta bruma nocturna de esta zona, he podido sacar algunas fotografías de la Luna, en fase cuarto creciente. Las imágenes han sido tomadas usando un Meade ETX105 y una cámara Canon EOS500D a foco primario.