Un equipo de investigadores de la Universidad de Glasgow, en el Reino Unido, han presentado en la publicación Nature Communications un trabajo de investigación en el cual explican el posible motivo de la desaparición del dióxido de carbono atmosférico de Marte. El proceso pudo ocurrir hace 4.000 millones de años y causó el enfriamiento del planeta rojo. 
 
Según su trabajo, el proceso responsable habría sido lo que se conoce como carbonatación mineral. Este proceso, frecuente en nuestro planeta, consiste en la captura y fijación del dióxido de carbono atmosférico por parte de las rocas, en concreto en los silicatos. El equipo ha usado para su estudio una muestra del meteorito Lafayette. En el mismo, han encontrado evidencias de este proceso. El olivino y el feldespato pudieron reaccionar con el dióxido de carbono, formando carbonatos.
 
Para más información se puede consultar el artículo «Despejado el misterio del secuestro del dióxido de carbono en Marte» de Agencia Sinc.