Aquí podéis ver el gráfico publicado por el IMO, correspondiente a la actividad de las Gemínidas de este año. Como otros años, cumplió las expectativas y aquellos observadores que se animaron a aguantar el frío y la molesta presencia de la Luna, no se sintieron decepcionados. El máximo duró hasta un día, manteniendo un valor sostenido de (THZ) 100 meteoros/hora (recordemos que es superior a las Perseidas). 
Ahora, tras las Gemínidas, tenemos las Úrsidas (ver artículo «Meteoros Úrsidas 2013«) para rematar el año y las Quadrántidas para arrancar el año 2014. ¡Suerte a aquellos que os animéis a observar!