«

»

May 19 2014

Llega una lluvia de meteoros más intensa que las Perseidas

[Fuente del enlace: divulgaUNED]

El próximo 24 de mayo tendrá lugar una lluvia de meteoros que podría superar la actividad de  400 objetos a la hora, lo que significa que sería más intensa que las famosas Perseidas. Aunque hay estimaciones más conservadoras, el espectáculo formado por esta cola del cometa 209P/LINEAR está asegurado, al menos en el hemisferio norte.

Software de cartografía astronómica Stellarium 0.12.

Los cometas son cuerpos helados que periódicamente se internan en la región central del Sistema Solar. Debido al creciente calor que reciben del Sol, emiten partículas al espacio, formando lo que se conoce como cola. En ocasiones ésta es tan notable que su observación se convierte en un auténtico espectáculo: las partículas que la conforman quedan dispersas en el espacio formando un rastro a lo largo de la órbita del cometa.
Cuando la Tierra atraviesa dichas regiones, las partículas entran en la atmósfera a elevadas velocidades. La fricción con las moléculas atmosféricas causa el aumento de su temperatura y generalmente, su desintegración.
Estas partículas, conocidas como meteoros, son capturadas de manera regular todos los años. En agosto, por ejemplo, nuestro planeta captura los meteoros cuyo origen es el cometa 109P/Swift-Tuttle y es cuando observamos las populares Perseidas.

El próximo 24 de mayo podría repetirse un espectáculo similar pero mucho más intenso. Los investigadores Esko Lyytinen y Peter Jenniskens publicaron un artículo hace ocho años donde estimaban que la Tierra atravesaría los restos del cometa en 2014. Inicialmente la estimación apuntaba a una actividad de 12 meteoros a la hora.
Sin embargo, en 2012, Jeremie Verbaillon repitió los cálculos en base a los diferentes pasos del cometa ocurridos de 1803 a 1929 y se llevó una sorpresa. Según éstos la máxima actividad estaría comprendida entre los 100 y 400 meteoros a la hora, correspondiendo a un nivel de tormenta. Como comparación, las Perseidas alcanzan una actividad que ronda los 80 meteoros a la hora, y la actividad meteórica más activa del año, las Cuadrántidas (visibles a comienzos de enero), llega a los 120 meteoros a la hora.
Otros estudios son más conservadores a la hora de estimar esta actividad. Los científicos Quanzhi Ye y Paul A. Wiegert, tras una simulación por ordenador de los pasos del cometa entre 1798 y 1979, calculan que la actividad se situaría alrededor de los 200 meteoros a la hora. A su juicio, el hecho de que el cometa 209P/LINEAR prácticamente haya agotado la producción de polvo (se considera un cometa muerto) repercutirá negativamente, causando una actividad menor.
En España será de día
Estos meteoros tendrán el punto radiante –el lugar aparente en el firmamento del que parecen proceder- en la constelación de Camelopardalis. Se trata de una constelación situada muy al norte, por lo que los observadores más favorecidos serán los de latitudes medias y altas del hemisferio norte.
Aunque la Tierra atravesará los restos del cometa en la noche del 23 al 24 de mayo, dentro de la región donde se encuentran, la distribución de partículas no es uniforme y es más densa en la zona central. La previsión apunta a que atravesaremos dicha zona central a las 9:40 horas (hora peninsular). De ser correcto el pronóstico, en España a esta hora será de día. Sin embargo se trata de un pronóstico y existe incertidumbre sobre la hora del máximo de actividad. Ye y Wiegert estiman que el máximo ocurrirá a las 8:29 horas.
Para observar los meteoros no es necesario usar ni telescopio ni prismáticos. Simplemente debemos ir a un lugar apartado de las luces urbanas, ponernos cómodos y mirar al firmamento, preferiblemente a zonas entre el cenit (punto más alto del firmamento) y el norte.
La actividad estimada se considera siempre en unas condiciones ideales dadas, y por lo tanto cuanto más oscuro sea el lugar desde donde observemos, más meteoros podremos observar. Las mejores horas serán las previas al amanecer, teniendo en cuenta que Camelopardalis es perfectamente visible a partir de las cuatro de la madrugada.
Además, la Luna, cuyo brillo provoca que no podamos ver estrellas débiles, estará a solo cuatro días de su fase nueva, por lo que no supondrá ningún inconveniente para la observación. Solo falta saber si la lluvia meteórica se transformará finalmente en una tormenta espectacular.
Para ampliar información:
– “The next big meteor shower”. Institut de Mécanique Céleste et de Calcul des Éphémérides (Francia).
– “Will Comet 209P/LINEAR Generate the Next Meteor Storm?”. Quanzhi Ye and Paul A. Wiegert.

[Fuente del enlace: divulgaUNED]

2 comentarios

  1. Francisco Sevilla

    Hola,

    Los primeros resultados apuntan a que la actividad ha sido decepcionante:
    http://fb.me/3Cn4OfPkg

    Nosotros desde el norte peninsular hemos tenido los cielos cubiertos.
    Saludos,
    Fran

  2. Francisco Sevilla

    Mi opinión sobre las Camelopardálidas en:
    https://www.vega00.com/2014/05/el-acierto-sobre-las-camelopardalidas-209p-linear.html

    Saludos,
    Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*