Crédito: ESA/Misión Planck

Resultados del satélite Planck de la ESA (European Space Agency) apuntan (todavía está pendiente de validación) a que la etapa de reionización ocurrió más recientemente de lo que se creía hasta ahora. Esta etapa ocurrió tras la época de la formación de las primeras galaxias y durante la cual, el enfriamiento del Universo debido a su expansión permitió la recombinación de protones y electrones para formar átomos de hidrógeno neutro. Una consecuencia directa fue la formación de las primeras estrellas.
La primera estimación de cuando ocurrió este fenómeno fue realizada por el satélite WMAP (NASA), calculando que fue 400 millones de años después del Big Bang. Sin embargo los nuevos resultados de Planck, en base a nuevos mapas de la Radiación de Fondo Cósmico (CBR) y en concreto en aquellos que abordan las anisotropías en la polarización han permitido estimar que ocurrió casi 550 millones de años después del Big Bang.

Por tanto, las primeras estrellas debieron formarse más tarde de lo que se pensaba hasta ahora, y por ello, son más jóvenes. El artículo ha sido publicado en Astronomy y Astrophysics. Se puede ampliar información en el artículo «Stars are younger: ‘Reionization’ is more recent than predicted» de Phys.org.