Estos días sin duda alguna hay una región activa solar más destacada que cualquier otra. Se trata de la región 2339. En la fotografía superior se puede ver tal y como se observaba el pasado 7 de mayo. Fue obtenida junto con Verónica Casanova a través del Solarscope.
Esta región ya fue la causante de una erupción solar de clase X2 el 6 de mayo. Recordemos que la clasificación usada para las erupciones solares, se realiza en base al valor máximo del flujo en rayos X (de 100 a 800 nm) que se detecta y se mide en W/m2. Las categorías, de menor a mayor intensidad, son A, B, C, M y X. Cada categoría es 10 veces mas intensa que la anterior. 

Pero además tiene otro índice, un número entre 1 y 9 que indica a su vez, dentro de la misma clase, la diferencia de intensidad. De este modo, una erupción de clase B1 es 10 veces más intensa que una A1, y una X5 es 4 veces más intensa que una X1. Las erupciones más habituales son las de categoría A, B y C.
Las erupciones de categoría M y en particular las X son muy intensas, y generalmente tienen efectos en el entorno espacial de la Tierra). Por ejemplo, una erupción solar de clase X1 tiene una potencia de 0,0001 W/m2. Sin embargo se han llegado a medir de hasta categoría X28 (0,0028 W/m2) y se sospecha que hasta X45 (0,0045 W/m2).