Bien sabido es que en el espacio el sonido no se propaga. Sin embargo, en este vídeo podréis ver ondas electromagnéticas convertidas a sonidos audibles. En concreto se presentan cinco de ellos: Las auroras en Saturno por Cassini, las partículas solares colisionando contra el plasma interestelar por la Voyager, el cometa 67P por Rosetta, Júpiter por nuevamente la Voyager y finalmente una estrella próxima a un agujero negro, por el observatorio RXTE.