Gracias al trabajo de la Fundación Juegaterapia, en el Hospital Gregorio Marañón se han inaugurado dos habitaciones «especiales y espaciales», ya que simulan ser una estación lunar. El objetivo es que los pequeños ingresados en esta unidad de aislamiento tengan un entorno que desate su imaginación y les arranque una sonrisa para ayudarles a ellos, y a sus familias, a seguir luchando contra las enfermedades que padecen.
Un aplauso a la iniciativa.