«

»

Sep 18 2017

La NASA estudia una misión a Venus con un CubeSat (I)

Crédito de la imagen: NASA

Venus aparenta ser suave y carente de detalle en luz visible, pero si cambias el filtro a uno ultravioleta, el gemelo terrestre se presenta de un modo completamente diferente. Áreas oscuras y brillantes cruzan la esfera, indicando que algo en las nubes altas del planeta está absorbiendo en longitudes de onda del ultravioleta.

Un equipo de científicos e ingenieros del NASA’s Goddard Space Flight Center (Greenbelt, Maryland, EEUU) ha recibido fondos de la agencia PSDS3 (Planetary Science Deep Space SmallSat Studies), para diseñar una misión con un CubeSat que ayude a revelar la naturaleza de este misterioso absorbente situado en las capas nubosas superiores del planeta. Denominado CubeSat UV Experiment, o CUVE, la misión podría investigar la atmósfera de Venus usando instrumentos sensibles al ultravioleta y un nuevo espejo de recolección de luz creado con nanotubos de carbono.

Similar en tamaño y estructura a la Tierra, Venus rota lentamente en dirección opuesta a la mayoría de planetas. Su gruesa atmósfera, consistente principalmente en dióxido de carbono, con nubes de gotitas de ácido sulfúrico, atrapa el calor creando un efecto invernadero que lo convierte en el planeta más caliente del Sistema Solar, con temperaturas superficiales suficientemente calientes para derretir plomo.

Aunque la NASA y otros programas internacionales han enviado múltiples misiones a Venus, tal y como indica Valeria Cottini (investigadora del proyecto CUVE), “La naturaleza exacta del absorbente de la nubes altas no ha sido determinado. Esta es una de las preguntas sin respuesta y es una de las importantes”. Anteriores observaciones de Venus mostraron que la mitad de la energía solar en el ultravioleta es absorbida por las nubes de ácido sulfúrico de la capa superior, dando al planeta el aspecto de bandas oscuras y brillantes. Otras longitudes de onda son dispersadas o reflejadas al espacio, lo cual explicaría el motivo por el cual el planeta aparece como una esfera blanco-amarillenta y sin detalles en el visible (las longitudes de onda visibles por el ojo humano).

Según Cottini, las teorías abundan en cuanto a lo que causa estas características bandas. Una explicación indica que procesos convectivos drenan el absorbente en la gruesa cobertura nubosa desde la profundidad, transportando la substancia a las nubes altas. Los vientos locales dispersarían el material en la dirección del viento, creando bandas largas. Los científicos teorizan si las zonas brillantes observadas en el ultravioleta son estables frente a la convección y no contienen absorbente, a diferencia de las áreas oscuras.

Para Cottini, “Dado que la máxima absorción de energía solar por Venus ocurre en el ultravioleta, es fundamental determinar la naturaleza, concentración y distribución del absorbente. Es una misión muy centrada en un aspecto concreto, perfecta para usar un CubeSat”.

Fuente: “NASA Studies CubeSat Mission to Solve Venusian Mystery” de NASA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*