«

»

Dic 04 2017

Formación estelar en el Camaleón

Crédito: ESA/Herschel; Reconocimiento: Á. Ribas

Es una nube oscura cuando se observa con telescopios ópticos. Sin embargo la región Camaleón I se muestra como un punto activo de formación estelar cuando se observa en infrarrojos con el Observatorio Espacial Herschel de la ESA. Situada a unos 550 años luz en la constelación del Camaleón, es una de las regiones más cercanas donde las estrellas se están formando.

Lanzado en 2009, Herschel observó el firmamento en longitudes de onda del infrarrojo lejano y submilimétricas hasta 2013. Sensible al calor del polvo mezclado con nubes de gas donde las estrellas se forman, ha permitido imágenes sin precedentes del material interestelar de nuestra Vía Láctea. Los extraordinarios estudios de Herschel han cubierto una vasta e intrincada red de estructuras filamentosas en la Galaxia, confirmando que los filamentos son elementos cruciales en el proceso de formación estelar.

Después de la aparición de la red de filamentos procedentes de movimientos turbulentos de gas en el material interestelar, la gravedad actúa, pero únicamente en los filamentos más densos, fragmentándolos y convirtiéndolos en objetos compactos -las semillas de futuras estrellas-.

Camaleón I no es una excepción, con varias estructuras a través de la nube. La mayor parte de la formación estelar está teniendo lugar en los puntos de convergencia de los filamentos -en el área brillante hacia la parte superior derecha y en la región justo a la izquierda del centro de la imagen-, iluminados con estrellas recién nacidas que calientan el material de su entorno.

A través del análisis de imágenes como estas, los astrónomos han identificado más de 200 jóvenes estrellas en esta nube de dos millones de años de edad. La mayoría de estas estrellas tienen aún un disco de restos de material procedente de procesos de formación, el cual puede evolucionar para formar planetas. Dada su relativa cercanía, Camaleón I es un laboratorio ideal para explorar discos protoplanetarios y sus propiedades en base a los datos de Herschel.

Esta imagen fue publicada por primera vez en un paper de Á. Ribas et al. (2013), el cual presentaba un estudio de discos protoplanetarios de esta región. Esta imagen en tres colores combina observaciones de Herschel a 70 micrómetros (azul), 160 micrómetros (verde) y 250 micrómetros (rojo), y cubre unos 2,5º en su lado mayor. El norte está a la derecha y el este hacia arriba.

Fuente: “Star formation in the Chamaeleon“, de ESA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*