Nunca había sido capaz de observar el fenómeno del rayo verde, pero en compañía de Verónica Casanova, pude observarlo dos días seguidos, el 23 y 24 de julio. Fue desde San Sebastián, gracias a que el Sol se pone sobre el mar y el horizonte está libre de obstaculos. No fueron muy intensos, pero desde luego, muy contento de haber logrado observalos.

Se incluyen dos fotografías de la puesta de Sol del día 24, y un vídeo, aunque en el vídeo apenas se distingue. Únicamente teníamos un móvil para registrar el fenómeno.