Nuevo dibujo de un paisaje, pero en esa ocasión poco terrano y muy marciano. Se trata de la vista de la superficie de Marte que tenía el rover Curiosity durante el sol 1447. Realizado con pasteles sobre papel A4 de tono kraft.