«

»

Nov 08 2018

Conferencia de hoy: “Límites de la vida en el contexto de Litopanspermia: resistencia y degradación con organismos extremófilos en el espacio y en Marte”

Crédito: NASA

A las 19:30 horas en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Valladolid. La entrada es gratuita.

Charla del jueves 8 de noviembre:

Dra. Rosa de la Torre Noetzel.

Doctora en Ciencias Biológicas con Mención de Doctorado Europeo (2002). Es científica titular de OPIS y jefe del Laboratorio de Radiación UV y Bioclimatología. Experta en el estudio de los efectos de la radiación UV sobre la biosfera, desde 1996 hasta 2002 fue científica invitada en la División de Radiobiología del Instituto de Medicina Aeroespacial del DLR (Colonia, Alemania), donde participó en el desarrollo de un instrumento de resolución temporal de medidas de radiación UV biológica efectiva, en colaboración con el DLR (Centro Aleman Aeroespacial) y la Universidad de Huelva, que fue patentado (PCT, 2004).

Es también experta en el estudio sobre la resistencia de comunidades microbianas extremófilas en el espacio y en condiciones planetarias, habiendo coordinado y ha participado en varios experimentos integrados en misiones espaciales (satélite FOTON y Estación Espacial Internacional), de la ESA (Agencia Espacial Europea) desde 2001, siendo premiada por ésta con la distinción a la contribución excepcional como IP en el experimento LITHOPANSPERMIA (Estudios de transferencia interplanetaria y procesos de re-entrada de líquenes y comunidades microbianas endolíticas, 2007). Actualmente está colaborando con más de 30 instituciones en el experimento BIOSIGN (BIOSIGNatures and habitable Niches), que lanzado por la ESA (Agencia Espacial Europea) en el año 2020 a la Estación Espacial Internacional ISS, y cuyo objetivo es estudiar la capacidad de resistencia y procesos de degradación de la vida en el espacio y en análogos de Marte, como soporte de futuras misiones espaciales y planetarias. Además es miembro de varios grupos de trabajo Topical Teams en la ESA, es delegada de España y miembro en el comité ejecutivo de EANA (European Astrobiology Network Association) y también es co-directora de REDESPA (Red Española de Planetología y Astrobiología). Ha sido evaluadora de la ESF (European Space Fondation), y también ha sido miembro de la Sociedad Europea de Fotobiología, del Grupo Español de Fotobiología. En 2015 fue condecorada con la Cruz del Mérito Aeronáutico por la labor realizada en el INTA. En el año 2017 recibió una segunda distinción de la ESA a la contribución excepcional en la Campaña PANGEA-X (Planetary Analogue Geological and Astrobiological Excercise for Astronauts, que tuvo lugar en Lanzarote (19-24 Noviembre 2018).

Título y resumen:
“Límites de la vida en el contexto de Litopanspermia: resistencia y degradación con organismos extremófilos en el espacio y en Marte”
El transporte interplanetario de vida microscópica a bordo de meteoritos es un eslabón integrante de la hipótesis de la Litopanspermia, teoría que apoya la posibilidad de fuga de formas de vida extremófilos o especialmente resistentes, de un determinado planeta por el impacto de un asteroide y su posterior viaje por el espacio hasta la hipotética entrada en otro planeta. Para demostrar la viabilidad de ésta hipótesis, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, junto con la Univ. Complutense Madrid y el CSIC, han enviado varios experimentos en sucesivas misiones espaciales de la Agencia Espacial Europea (Satélite Fotón y Estación Espacial Internacional, Laboratorio Columbus), con el objetivo de estudiar la capacidad de supervivencia de un conjunto de organismos procedentes de zonas extremas análogas a Marte (Antártida, Atacama, Lanzarote, Circo Polar de Gredos) líquenes, hongos y cianobacterias, durante su viaje a través del espacio. Una vez regresados a la Tierra, después de un año y medio, se comprobó que sorprendentemente, habían sobrevivido en el espacio después de ser expuestos en una órbita terrestre a la radiación extraterrestre, a vacío espacial y a temperaturas extremas, y que incluso eran capaces de sobrevivir a condiciones de Marte. Los estudios además de contribuir en la demostración de la hipótesis de Litopanspermia, han permitido profundizar más en el estudio de los límites y el origen de la vida, además de apoyar futuros proyectos de exploración de búsqueda de vida en el universo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*