Dibujo del Arco de Santa Ana de Durango, la localidad vizcaína donde he vivido tantos años. Realizado con pasteles sobre papel A4, aprovechando los últimos fines de semana.