«

»

Sep 19 2019

Dibujo astronómico: Dibujando la Luna

Figura 1.- Dibujo con pastel de Sinus Iridum

En este breve artículo os vamos a hablar del dibujo astronómico, y en concreto nos vamos a centrar en realizar un dibujo de la Luna. Pretende ser una guía de iniciación para un primer contacto con esta técnica. Nuestro satélite es un objeto que muestra grandes y ricos contrastes de sombras y luces, y tenemos una enorme cantidad de detalles superficiales al alcance de cualquier telescopio.

1.- Introducción

Durante muchos siglos, la única forma de conservar un registro de lo que se observaba en el firmamento era mediante la realización de dibujos. Nos quedamos maravillados ante los dibujos de la Luna realizados por Galileo o de la galaxia M51 realizado por William Parsons. Son innumerables los ejemplos que podríamos citar. Entonces llegó la fotografía, que permitía hacer un registro de lo observado con total objetividad, haciendo que la práctica del dibujo astronómico comenzase a ser abandonada. Hoy en día, con la llegada de las cámaras réflex digitales, las CCDs y software de procesado de imagen especializado, nos asombrados de las imágenes obtenidas por los astrofotógrafos de las maravillas que pueblan nuestro firmamento nocturno. Además, su coste ha descendido mucho y la astrofotografía es una técnica económicamente asequible. Ante este panorama, cualquiera diría que el dibujo astronómico es un absurdo y no tiene sentido su realización.

Sin embargo, y esta es mi opinión, creo hay diversos motivos para la realización de dibujos astronómicos. En primer lugar, el económico. Los materiales a usar tienen un coste muy inferior al necesario para realizar astrofotografía. Éstos pueden ser tan sencillos y baratos como una hoja de papel, una tabla para apoyar la hoja, un lápiz y una goma. Vamos, podríamos hacerlo por menos de 3 euros. Muy importante es también que este registro mediante dibujo de nuestras observaciones, pasado el tiempo y al menos a mí me ocurre, me trae unos recuerdos más intensos de dicha observación. Hemos registrado lo que nuestros ojos observaron, y no un chip electrónico. Es más, la realización del dibujo nos obliga a esforzarnos para apreciar detalles sutiles que, sin la debida atención, no veríamos.

Otra motivación es que no necesitamos ni emplear ordenador ni engorrosos procesados posteriores. Cuando monto el equipo para hacer astrofotografía, no puedo evitar pensar en lo sencillo y rápido que es preparar todo para hacer dibujo. Obviamente, como hemos comentado no podemos alcanzar la objetividad que nos permite alcanzar una cámara, pero sí que puede ser registro valioso en tanto intentemos reflejar en el papel los aspectos destacados del fenómeno.

En definitiva, sería como decir que pintar un cuadro al óleo no tiene sentido alguno porque existen potentes herramientas digitales que permiten hacer ilustraciones espectaculares a golpe de click.

Figura 2.- Dibujo con pasteles del cráter Theophilus

2.- Empezando a planificar la observación

Antes de ponernos a dibujar, lo primero que deberemos hacer es planificar que vamos a hacer. En el caso de este artículo, como hemos comentado, vamos a hacer un dibujo de algún detalle de la Luna (por ejemplo, un cráter) empleando un telescopio. Es fundamental decidir qué zona vamos a realizar y cuanta región vamos a incluir en nuestro dibujo. El tiempo que disponemos es limitado (porque tenemos que al día siguiente que madrugar y hay que irse a dormir, o bien porque desde donde observamos la Luna sea visible un tiempo limitado) y por tanto debemos intentar completar el dibujo en dicho tiempo. Si intentamos cubrir mucha superficie podría ocurrir que no logremos terminar el dibujo. Hay que recordar que cuanto más detalle queramos reflejar, más tiempo nos llevará. Y esto hay que tenerlo en cuenta, no quedaría bien un dibujo sin terminar, con la mitad muy detallada y el resto sin apenas detalle. Es preferible que nuestro dibujo tenga menos nivel de detalle, pero que éste sea el mismo en todo el dibujo.

Figura 3.- Ejemplo de dibujo de la Luna llena con acrílicos

También tenemos que decidir que técnica emplearemos para hacer el dibujo. Puede ser usando grafito (lápices) [Fig. 4], carboncillo [Fig. 5], pasteles (en barra o lápices) [Figs. 1 y 2], rotuladores o incluso otras técnicas si os animáis a experimentar [Fig. 3]. Mi recomendación es que comencéis con grafito y una vez tengáis experiencia, probar con carboncillo (más complicado por lo fácil que es manchar el papel) o pasteles (por ejemplo, durante los eclipses nos permitirá darle el toque de color). Siempre hay que tener en mente que todo lo hacemos de noche, con luz muy escasa, poca comodidad y condiciones desfavorables (frío, viento, humedad).

También deberemos elegir sobre qué papel lo vamos a realizar. A más gramaje, mayor resistencia a la humedad. Esto es muy importante pues por la noche la humedad aumenta notablemente y el papel comenzará a deteriorarse. Podría ocurrirnos que acabara todo arrugado o incluso rasgado por la punta del lápiz. Un buen gramaje podría ser 140 gramos por metro cuadrado. Pero que el material no sea la excusa para no dibujar, cualquier papel sirve, únicamente tendremos que tener mayor cuidado para que no se arruine nuestro trabajo.

Relacionado con el párrafo anterior, también hay que considerar el tamaño de la hoja. Un buen tamaño es el habitual A4. Podemos hacerlo en papel de menor tamaño como el A5 pero teniendo en cuenta que si bien es más manejable también puede ser muy limitante a la hora de dibujar áreas extensas. También podemos hacerlo en tamaños mayores, como el A3 o mayor, que nos permitirá dibujar con mayor libertad, pero también tendremos que tener en cuenta que es más engorroso manipularlo (según que tamaño podríamos necesitar un caballete) y de cubrir su superficie con el dibujo.

Otro aspecto importante es el color del papel. Además del clásico papel blanco, podemos usar papel negro. Este color de papel dará una potencia visual increíble a nuestros dibujos de la Luna. Sin embargo, para vuestros primeros dibujos os recomiendo empezar por papel blanco. Finalmente, no olvidéis llevar una tabla, carpeta u otro soporte donde poder apoyar y sujetar el papel. Podéis sujetarlo mediante pinzas o con cinta de carrocero (cuidado al despegarlo al finalizar) para evitar que se os mueva mientras dibujáis.

Y recordad que los detalles situados cerca del terminador lunar ofrecen detalles más contrastados y sombras más prominentes, que ayudarán a que vuestro dibujo tenga más fuerza visual.

Figura 4.- Dibujo con grafito del cráter Janssen

3.- Lo que necesitamos

Lo primero que necesitamos es evidentemente un telescopio. Cualquier telescopio sirve, aunque si tienes uno con montura ecuatorial motorizada, podrás despreocuparte de centrar continuamente el detalle a dibujar. También te recomiendo emplear filtro lunar. Si bien en observaciones cortas no es necesario, cuando es prolongada el brillo de la Luna puede ser molesto.

Figura 5.- Dibujo con carboncillo del cráter Tycho

Para la realización del dibujo además de lo ya indicado (lápiz -o carboncillo o pasteles-, goma, papel y una tabla o carpeta) podríamos necesitar un sacapuntas (no tires los restos al suelo y manches el campo), difumino, cinta de carrocero o pinzas para sujetar la hoja y una linterna. Por entrar en un poco más de detalle:
– Dibujo con grafito: lápices HB, 2B y/o 6B. Papel blanco
– Dibujo con pasteles: lápices o barras de pastel. Color blanco, uno blando y otro duro, y/o uno blando de color gris (ni muy claro ni muy oscuro). Lápiz de carboncillo 2B. Papel negro
– Dibujo con pasteles de colores, para un eclipse de Luna [Fig. 10]: lápices o barras de pastel por lo menos de los siguientes colores; blanco, rojo oscuro, naranja y amarillo. Lápiz de carboncillo 2B. Papel negro

Respecto de la iluminación, generalmente para astronomía se usa luz roja, aunque la Luna al ser brillante, podemos usar luz blanca. Si podéis usad una linterna que proporcione luz uniforme sobre el papel, e idealmente que se sujete mediante una pinza a la tabla o carpeta. Son habituales las que se sujetan con una goma a la frente, pero es incómodo encender y apagar continuamente para mirar por el ocular.

Por supuesto, es fundamental que estemos lo más cómodos posibles. Estaremos sentados, y en la medida de lo posible evitaremos posturas forzadas. ¡Y no olvidéis la ropa de abrigo!.

 

4.- Empezando a dibujar

Lo primero que realizaremos sobre el papel será el encaje. Consiste en, como el propio nombre dice, hacer una o varias cajas. Dichas cajas serán las que establecerán los límites para los detalles principales a dibujar. No vamos a llenar la hoja de cajas, pondremos una o dos [Fig. 6]. El objetivo es que únicamente sean de los principales detalles y que sirvan como referencia para el resto. Por ejemplo, podríamos encajar el cráter más importante del dibujo o quizás dos. Para ello haremos las cajas con lápiz HB y sin apenas presionar (lo suficiente para verlas con claridad), para que, en el dibujo final, estas líneas no se noten (no podrás borrarlas pues habrás dibujado encima). Recordad que en este artículo estamos dibujando inicialmente sobre papel blanco. Si el papel es negro, tendremos que tenerlo en cuenta pues el lápiz apenas podremos verlo sobre el fondo negro, y quizás necesitemos usar pastel blanco.

Lo más importante del encaje, es que nuestras «cajas» conserven una proporción adecuada con el objeto que va a contener. Por ejemplo, si el cráter tiene 1,5 veces más ancho que alto, la «caja» deberá conservar dicha proporción. En caso contrario el resultado final estará desproporcionado, y muy probablemente a mitad de dibujo lo tengamos que dejar porque nos resulte difícil situar otros detalles sin que el conjunto quede deformado. Todo esto lo hacemos a ojo, y la experiencia es la que nos irá enseñando a afinar poco a poco.

Figura 6.- Pasos en encaje y boceto

A continuación, haremos el boceto. Empezaremos a realizar las formas más importantes y destacadas, y al igual que antes, el objetivo no es hacer todo el dibujo, si no los principales detalles, que nos sirvan como guía. Por ejemplo, en el encaje haríamos una caja en la que quedaría limitado un cráter, y en el boceto, dibujaríamos las paredes del cráter dentro de dicha caja. Nuevamente usaremos un lápiz HB, y también realizaremos el trazo con suavidad.

Estos dos pasos anteriores, creo que son fundamentales. Debemos hacerlos sin prisas y con cuidado. De su resultado va a depender todo el trabajo posterior.

5.- Comenzamos a dar forma a nuestro trabajo

Ahora ya tenemos sobre papel una guía que nos permitirá comenzar a dar forma a nuestro dibujo de una manera fácil. Vamos a comenzar a dibujar los detalles superficiales [Fig. 7]. Si eres diestro te recomiendo ir haciendo el dibujo desde arriba a la izquierda hacia abajo a la derecha. Si eres zurdo, al revés, desde arriba a la derecha hacia abajo a la izquierda. Esto con lápiz no es importante, pero sí que lo será si lo vas a hacer con carboncillo o pastel, y no quieres arruinar el dibujo al rozar lo ya dibujado (recuerda, estamos de noche, con poca luz, viento y ropa de abrigo que abulta).

A la hora de dibujar, sobre papel blanco lo que hacemos es dibujar las sombras y los tonos grises, mientras que, si el papel usado es negro, lo que hacemos es dibujar las luces y zonas más brillantes, y los tonos grises. En el caso de usar papel negro usaremos pasteles blancos o grises [Fig. 9]. A mí me gusta usar los pasteles de la siguiente forma:
– Zonas brillantes: pastel duro blanco
– Zonas de brillo intermedio: pastel blando blanco, difuminándolo un poco
– Zonas de mares y fondos de cráteres, que tienen tonos grises y apagados: pastel blando. Si el pastel que usamos es blanco, aplicaremos poco y muy difuminado. Si es de color gris, no será necesario difuminar tanto.

Si lo hacemos sobre papel blanco y con grafito, yo suelo hacerlo del siguiente modo:
– Sombras: lápiz 2B o 6B sin difuminar. Pero no hago la sombre con la punta, si no inclinando mucho el lápiz, casi tumbado y suavemente.
– Zonas de mares y fondos de cráteres, que tienen tonos grises y apagados: lápiz 2B muy suave y difuminado. Dependiendo del grado de oscuridad aplicaremos más o menos cantidad de grafito
– Detalles finos que queramos resaltar: lápiz HB, pero sin apenas marcar

Figura 7.- Sombras y luces en la Luna

Primero nos centramos en dibujar los detalles principales, sin entrar mucho en detalle, pero reservando sin dibujar sobre las zonas donde vayan a estar detalles de menor tamaño (hay que intentar reducir lo máximo el uso de la goma). Posteriormente comenzamos a dar detalle. Conviene señalar que si prolongamos el dibujo varías horas, y sobre todo con grandes aumentos, podríamos ver como la longitud de las sombras cambia, lo cual puede afectar al resultado de nuestro dibujo [Fig. 8]. Por ello podría ser una buena idea marcar primero los límites de las sombras.

Figura 8.- Fotografías que muestra en movimiento de las sombras en la Luna en pocas horas. Crédito: Leonor Ana Hernández

Si dibujamos con pasteles blancos y grises sobre papel negro, podemos emplear un carboncillo negro (por ejemplo, un 2B) para retocar los límites entre sombras y luces. Pero lo haremos sin abusar del carboncillo, pues el negro del papel no suele ser tan oscuro como el que proporciona el carboncillo, y puede causar diferencias visibles en la tonalidad.

6.- Terminando nuestro dibujo

Finalmente toca rematar nuestro trabajo. Los bordes del área dibujada o bien podemos limitarla mediante un círculo, simulando el campo del ocular, o bien podemos difuminar los bordes para que la transición entre el área dibujada y la que no hemos usado, sea más suave. Y no olvides anotar en una esquina los datos de la observación como por ejemplo el nombre del cráter o región que has dibujado, la fecha, el telescopio, los aumentos empleados, etc.

Una vez en que ya estemos en casa es buena idea digitalizar el dibujo, para conservar una copia de tu trabajo en ordenador. Se puede hacer de dos maneras. Si empleas un escáner y el dibujo lo has realizado sobre papel negro, verás que en la imagen digitalizada se nota mucho la trama y rugosidad del papel, además de tener demasiada «luz». Tendrás que usar algún programa para ajustar la luminosidad y contraste de la imagen para que sea lo más fiel posible al tu trabajo en papel. Si lo has realizado sobre papel blanco, también tendrás que ajustar un poco la luminosidad y contraste, aunque no os dará tantos dolores de cabeza como cuando se usa papel negro. La otra alternativa es realizar una fotografía. En este caso tendréis que aseguraos de que la iluminación sobre el papel sea uniforme, de modo que no aparezca una zona más brillante que otra. Como todo, es cuestión de probar y ver el método que os da mejores resultados.

Figura 9.- Dibujo con pasteles del cráter Theophilus y Cyrillus

7.- Pasos seguidos

Resumamos los pasos que hemos seguido:
– Planificación: Antes de nada, pensamos que queremos dibujar y cómo lo vamos a hacer
– Encajamos: Limitamos con proporción correcta los principales detalles
– Boceto: Marcamos y ubicamos los detalles más importantes del dibujo
– Dibujamos: Empezando sin entrar muy en detalle y poco a poco vamos incluyendo detalles menores
– Rematamos y digitalizamos

8.- ¿Y ahora?

Cada nuevo dibujo os aportará ideas y experiencia cara a afrontar el siguiente. No os desaniméis si un resultado no os gusta, el siguiente os saldrá mejor. No tengo estudios en Bellas Artes ni conocimientos en dibujo, y lo que aquí os he presentado está basado en mi experiencia personal. Pero si necesitáis ayuda, no dudéis en dejar un mensaje en el apartado de comentarios y os intentaremos ayudar en todo lo posible. También os animo a experimentar sin miedo y buscar vuestro estilo personal. Y recuerda, se puede hacer con únicamente una hoja de cualquier calidad, un lápiz y una goma.

Dado que este artículo no aborda el tema en profundidad y se centra en un caso concreto, a continuación, os incluyo algunos materiales y fuentes adicionales que os permitirán ampliar la información aquí presentada, y que os será de gran ayuda.

Figura 10.- Dibujos con pasteles del eclipse de luna de julio de 2018

8.1- Libros sobre dibujo astronómico

– «Dibujo Astronómico«, Leonor Ana Hernández. Editorial Astromarcombo, 2016: [Esp] Os recomiendo la comprar de este libro de Leonor Ana Hernández. Es una maravilla. Está en español, y la gran experiencia de la autora en divulgación se refleja en la obra. Escrito con claridad, sencillez y enfocado para empezando de cero llegar a dominar la técnica. Nos enseña desde dibujar la Luna, a objetos de cielo profundo, pasando por planetas e incluso gran campo. Sin lugar a dudas, es un libro obligatorio en la biblioteca de cualquier apasionado a la Astronomía.
– «Astronomical sketching: a step-by-step introduction«, Handy/Moody/Perez/Rix/Robbins. Editorial Springer: [Ing] Magnífico libro sobre dibujo astronómico, aunque está escrito en inglés, pero que también cubre prácticamente cualquier objeto astronómico a dibujar.

– «Sketching the Moon: An Astronomical Artist’s Guide«, Handy/Kelleghan/McCague/Rix/Russell. Editorial Springer: [Ing] Libro dedicado al dibujo lunar.

8.2- Libros sobre dibujo en general

– «Dibujar es fácil«, Llobera/Oltra. Editorial Afha, 1963: [Esp] Se trata de una colección, de la cual tres volúmenes están dedicados al dibujo.
– «El gran libro del dibujo«, J.M.Parramón. Editorial Parramón: [Esp] Este autor tiene gran cantidad de libros dedicados al dibujo y pintura.

– «Art class, a beginner’s complete guide to painting and drawing«: [Ing] Ken Howard, Editorial Swallow Publishing Ltd, 1988.

8.3- En Internet

– «Dibujando el alma de la noche«: [Esp] Página web de Leonor Ana Hernández. Aquí podréis disfrutar de sus magníficos dibujos astronómicos.
– «La Orilla del Cosmos«: [Esp] Página web de Oscar Lleixa. En ella también encontraréis sus trabajos con gran detalle sobre como realizó la observación.
– «The belt of Venus«: [Ing] Jeremy Pérez nos presenta en su página una extensa colección de dibujos.
– «Astronomy Drawings«: [Ing] Otro gran dibujante astronómico que comparte sobre todo dibujos de objetos de cielo profundo.
– «Astroarte«: [Esp] Página web de Sofía López dedicada a la historia de la ilustración con temática astronómica y de la conquista espacial.
– «Tres vídeos sobre dibujo astronómico«: [Esp] Enlace a un artículo de esta página web que contiene tres vídeos de conferencias sobre dibujo astronómico.

– Canal de Youtube «Arte Vivo y Divertido«.

– «AstroMarraskis«: [Esp] Página donde comparto mis dibujos.

2 comentarios

  1. Marisol - catalogo avon

    Muy interesante la técnica, los contrastes y las sombras me encantan. Que alucinante estuvo esto.

    1. Fran Sevilla

      Gracias. Me alegra saber que te ha gustado el artículo.
      Un saludo!
      Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*