Tras un parón en nuestras observaciones debido a las condiciones meteorológicas, entre el 28 y 30 de diciembre pudimos retomar la actividad desde Valdunquillo (Valladolid), aunque de modo limitado, pues debido a las nieblas y humedad, nos vimos obligados a limitar nuestras observaciones a las primeras horas de la noche.

La primera noche, el 28 de diciembre, comenzamos disfrutando de un hermoso atardecer donde reinaban la Luna y Venus. Aquí os comparto algunas fotografías tomadas por Verónica Casanova con el móvil, y otra sacada con una focal de 70 mm.