Estos días de confinamiento, observar el firmamento nos está resultado prácticamente imposible desde nuestro domicilio. Es por ello que entre los dibujos que realizo no puedo evitar en ocasiones incluir elementos de ese firmamento que nos permanece «oculto». Acuarela de un árbol iluminado por la luna llena, realizada sobre papel Arches de grano grueso de 300 g/m² y tamaño A4.