Por fin tras cuatro meses, Verónica Casanova y yo, este fin de semana hemos podido hacer fotografía de cielo profundo. Como solemos hacer, comenzamos la observación fotografiando alguna estrella brillante con la máscara bahtinov. En este caso es Vega. Telescopio R80/400 f/5.