Mirando hacia el sur. Haz click en la figura para ampliar

 

El mes de julio muchas personas tienen oportunidad de disfrutar de sus vacaciones o tener más tiempo libre. Y quién no tenga dicha suerte, la meteorología más favorable le ayudará a disfrutar de horas de observación sin pasar los rigores propios del invierno.
Mirando hacia el sur nos encontraremos con una región rica en estrellas, en la cual nos llamará mucho la atención una estrella muy brillante, de intenso color rojizo y próxima al horizonte. Se trata de Antares, una estrella gigante roja situada en la constelación de Escorpión. En esta región (en concreto en Escorpión, muy cerca de Antares) os recomendamos que nos os perdáis el cúmulo globular M4, situado a más de 7.000 años luz de la Tierra. Tiene un brillo aparente de +5,6, por lo que es perfectamente visible con prismáticos, y un hermoso objeto para observar con telescopios a bajos aumentos.

Mirando hacia el norte. Haz click en la figura para ampliar

 

Cambiando nuestro objetivo y mirando al norte, poco a poco veremos aparecer una región muy rica en objetos. En primer lugar la constelación de Cassiopea. Su característica forma de W la convierte en una constelación fácilmente identificable. Poco después podremos ver la constelación de Perseo. Entre Cassiopea y Perseo localizamos el popularmente conocido como doble cúmulo de Perseo. Se trata de dos objetos independientes que nos dan la apariencia de proximidad. Son visibles a simple vista desde cielos despejados. Para localizarlos, podéis recorrer la región intermedia entre Cassiopea y la zona norte de Perseo. Muy cerca de ambas constelaciones, un poco más al sur tenemos la constelación de Andrómeda.

 

Mirando hacia el este. Haz click en la figura para ampliar

 

Finalmente, en la zona este domina el firmamento el triángulo del Verano, compuesto por las estrella alfa de tres constelaciones: Vega de Lyra, Deneb del Cisne y Altair del Águila. Además, si tenéis la suerte de tener unos cielos oscuros, coged vuestros prismáticos y recorred la región del Cisne. Podréis ver miles de estrellas pertenecientes a la Vía Láctea.